miércoles, 28 de octubre de 2009

El único amor de mi vida (dedicado a MCarmen)



Mi musa no es de aquí,
allende los mares la encontré
perdida entre palmeras
jugando con las olas.

Semblante de sirena
aunque los pies de aleta
muy afincados en la arena,
tomando el sol de día,
bañándose con su dorada luna
en noches de estrellas,
con delfines de compañeros
cantando y embelesando a los marineros.

Musa del agua eres,
musa marina, ninfa acuática,
esplendor de tus islas
donde paseas por las marismas
con vestido de tul
y pamela como tu mar, azul.

Portadora de infinidad de consejos
para que me salgan buenos versos,
siendo el alba de mis ensueños
y las velas y un candil
cuando tu inspiración
se palpa en mi alma,
cuando no puedo dejar de escribir,
cuando de ti recibo todo mi vivir.

¡Ay bella mujer!,
que de mis desvelos te apoderas
que no logro conciliar el sueño
sin que tu esencia.......
me delate tu presencia.

¡Ay, amor de mis entrañas!,
déjame que sueñe eternamente
déjame que te acaricie en mi inconsciente,
déjame posar mis labios en los tuyos
y beber del néctar de la vida,
no me olvides y seas un recuerdo vago
sabes que aquí tienes un amante, un amigo,
sabes que al fin del mundo.........
me iría contigo.

1 comentario:

  1. Es un poema maravilloso de amor,
    donde dejas tus sentimientos a flor de piel,
    llenos de ternura, cariño por tu musa.

    Me gustó mucho, ha sido un placer leerlo
    y disfrutarlo poeta
    Siempre es un placer para mi,
    acompañarte en este camino de la poesía.
    te envio muchos besoss y estrellas miles

    Te quiero

    ResponderEliminar