domingo, 10 de enero de 2010

Morir por tu amor


Si por visualizarte en mi interior
por desearte en mi exterior
tengo que enfrentarme con algún dolor
arrastrándome en mis fangos,
aunque me devore la hiel
sólo por conseguir tu amor.

Si por mirar en la distancia
aunque sea una falacia,
donde tu sonrisa me aguarda
y aún cruzando las aguas heladas
del océano de mis sentimientos,
puedo llegar exhausto y sediento
solo por grabar esa sonrisa
en mis neuronas,
habrá valido la pena el intento.

Y si llegando a tu puerto
llego a tocarte un instante
de un tiempo que no me pertenece
llegando inoportuna la muerte,
bienvenida sea pues su guadaña,
satisfecho me iré con mi amiga
libre de lastres,
habiendo cumplido mi cometido
tenaz y valiéntemente.

Todo habrá valido la pena
con tal de volver a verte
solo un instante;
como el aletear de un Colibrí
o la rapidez de una libélula,
ese instante puede ser un eterno presente.

Puede ser que no podamos compartir esta vida.

¿Pero...... quien sabe lo que puede pasar
en la siguiente?.

1 comentario:

  1. Aysss la vida, nunca se sabe lo que nos puede pasar,

    que sensibilidad plasmas en tus versos,

    en esta entrega de amor, con imágenes que hacen soñar.

    Románticos versos que según iba leyendo, me he imaginado ,

    toda la trayectoria del poema.

    Un placer siempre pasar por tu espacio,

    las estrellas de esta noche para ti, y besos desde mi orilla

    Te quiero

    ResponderEliminar