jueves, 5 de agosto de 2010

El brillo de tus ojos (fantasía)


Con mis versos me catapulto
con racimos de tomillo y azahar
pasando por el cristalino de tus ojos,
siendo éstos los que me quieren enamorar.

Brillando más que la luz de las estrellas
me siento como transportado en suaves galernas,
nada puede escapar a su fulgor
nada había sido capaz de atravesar mi corazón...
con tanto amor.

Por eso te corono con las flores del tomillo y de azahar;
que si uno te hace el corazón palpitar
la otra calma las tempestades de la pasión,
manteniendo tus biorritmos en equilibrio
para que los míos aplaquen su intensidad y brío.

Como un romántico empedernido que soy,
¡me postro a tus pies!,
dama de sonrosada piel y penetrantes ojos,
que siendo un caballero del siglo veinte,
no por eso soy menos noble y varón
que los del siglo trece.

Se acabaron las melancolías y las búsquedas
advirtiéndomelo una noche las estrellas.

Un cometa en forma de mujer había resplandecido
más que los demás en su cometido,
como una fantasía en forma de poema
conquistaba el corazón de éste pobre poeta,
el brillo de sus ojos dio vida de nuevo...
a éste tímido y reservado anacoreta.


Fantasía de un poema inspirado en el amor que me falta
escapando de los delirios de mi mente que me atrapan,
dulce voz de mi hermanada conciencia
que en ocasiones, me acuna con suave complacencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario