jueves, 26 de noviembre de 2009

Horas Bajas


Lacerantes cicatrices
que nunca cierran,
que siempre supuran el pus
de la malicia,
de la sangre en ebullición
por la soledad maldita,
que como conjuro maléfico
se afinca en mis carnes,
en mis sentimientos,
siendo un mar embravecido
de elucubraciones mentales.

Juro ante mi mental lápida,
ante el epitafio sagrado
que tenga a bien dedicarme alguien,
que intento sobreponerme
a ésta pérfida vorágine
que es mi vida,
juro que intento no implicarme
en horas baldías y perdidas
por un amor frío y distante.

Sacando a pasear
mis perros neuronales,
como soldados de la guerra
para que suelten toda rabia,
toda envidia y malicia
y se les enfríen sus mensajes apocalípticos,
para que me suicide;
pegándome un tiro,
saltando por el balcón,
echándome en mitad de una carretera,
o cualquier idea macabra
que se les ocurra.

Sabiendo que mis horas bajas
son peligrosas en extremo,
que mi voluntad flaquea,
y no tengo más apoyo
que escupir sangre
en estos demenciales versos,
que más bien parecen de un esquizofrénico
con trastornos bipolares entremedio,
que de un poeta que suda lágrimas ácidas
y llora sangre por sus oculares retinas.

Horas bajas de un próximo invierno
que sacude sentimientos soterrados,
que escarcha emociones encumbradas
en fuerte ventisca de mis internos yoes;
falsos profetas en decadencia,
hijos de puta.......de la demencia.

martes, 24 de noviembre de 2009

Pese a todo, la sigo queriendo



Y me escondo en mis letras
expirando de mis entrañas
mis inspiraciones del alma,
como el Sol se oculta entre nubarrones
como en días de lluvia grises.

Amándola como si fuera extraída
de uno de mis poemas,
sin poderlo evitar;
como a mis flores,
con mucho cariño sentido,
sin palabras,
sólo miradas de puro amor
escondiendo en realidad, mi dolor.

Desde que la conocí, fue mi musa,
la instigadora de mis letras,
parca en palabras,
pero rica en expresiones
alegrando mis poemas
como si fueran mis canciones.

Mis versos saltaban de línea en línea
corría veloz mi pluma virtual,
no podía parar de escribir al ritmo del tic-tac,
al tempo que mi corazón marcaba
en desbordada pasión visceral.

Me sentía grande en mi interior
me comía los versos
sin masticar las imágenes,
con rimas o sin rimas,
todo era perfecto....
puro sentimiento.

Más la verdad es triste, poeta,
mi corazón no le pertenece
conformándome con su amistad lejana,
¡Ay!,
el fuego del amor me consume
y la tristeza acaba con mis cenizas,
los poemas solo son imaginaciones
y yo un farsante de mis inspiraciones.

Solo me quedas tú, mi pluma querida,
tu si me comprendes y me amas,
tu me perdonas y me consuelas,
tu me escuchas hasta el límite
de lo soportable;
entre mis cuatro paredes
preservándome de mis días grises
donde todo se derrumba
en mis internos infelices.

Pero pese a todo lo expuesto,
la sigo queriendo con pasión,
aunque mi pluma de cuando en cuando........
me de toques de atención.

viernes, 20 de noviembre de 2009

Carroñeros



Paranoicos y desquiciados
destruyen el verbo dormido
de tanto gastarlo en fusilerías vanas
en palabrería amorfa, insípida,
especuladores de conciencias
dominadores de mentes ansiosas.

Gastan, derrochan el tiempo
en lúgubres discursos,
sean políticos, sociales o religiosos,
amantes de la incontinencia verbal
desde sus púlpitos elevan sus egos
bajando la moral de sus contrarios,
que como almas en pena se mueven
de aquí para allá,
de este sermón a este otro parlamento,
de opinión en opinión
sin formarse nunca su razón.

Carroñeros de votos unos,
mendigos de almas los otros,
se follan hasta su madre por unos votos
o por unos acólitos,
como dementes demonios del infortunio
en busca de perdidos del mundo,
de desechos morbosos en un plenilunio.

Ávidos de poder y la lisonja más demencial,
pactan y saquean lo que les viene en gana
mientras el resto pasa miserias y penurias,
¡hambre!,
enfermedades contagiosas,
impotencia ante la desdicha
que les ha tocado en suerte,
y sufren, sufren, sufren,
calladamente,
con total resignación,
¡oh!,
es la voluntad de Dios.

¡Es la voluntad despreciable del hombre!
hombres tiránicos,
religiosos fanáticos,
políticos corruptos,
de una subespecie que muy bien
le vendría investigar a Darwin,
¿descenderán de una evolución del simio
o serán un pariente lejano del tiranosaurio rex?.

Yo, todavía tengo mis dudas
sobre la evolución de estos depredadores
mal llamados...........hombres.

Carnívoros de almas
como sardinas en luna llena,
siempre teniendo reservas
donde alimentar sus hambrientos egoísmos,
manteniendo en su mar de los sargazos
encadenadas mentes a millones
satisfaciendo sus caprichos.

Todo por un pedazo de pan mohíno,
por un trabajo mal pagado,
por un Dios vengativo y desvencijado.

Todo, por nada.

domingo, 15 de noviembre de 2009

La fotografia



Cada vez que paso por tu fotografía
por la ausencia que trastoca mi vida,
mirando tu inocente semblante
de ojos altivos y serenos.

Cada vez que arremete la nostalgia
en pesares de quilates de carbón negro,
arrancas parte de mi ser, vida mía.

Cada vez que ojeando por el ventanuco
mis ojos traspasan de envidia
a las felices parejas,
que en asuntos de hipocresía....
son las primeras.

¡Qué digo!,
ya no confío en nadie para amar,
te llevaste lo más sagrado de mí,
mi voluntad que en silente armonía
retozaba su cabeza plácidamente
en mi corazón inocente.

¡Esa precisamente!,
te la llevaste atada en cadenas
con donaire y elegancia,
amargando mis horas
en mi soledad creciente.

¡Esa!,
que me obliga a pasar día a día
por mis recuerdos plasmados
en una horripilante y mediocre media-vida,
sin que mis fuerzas te arrojen
de mis adentros.........

Todo por una puta fotografía.

Imágenes animadas

Image and video hosting by TinyPic

Nostalgias (Dedicado a MCarmen)



No pasa un suspiro de mi aire
que vacíe mis sentimientos
en mis adentros pulmonares,
exhalando el calor que podría darte
en mis besos prolongados
acoplados a tus labios endulzados.

¡Ay!, esos besos que me faltan,
como un soplo de viento
en mi estancia,
esos labios rojizos de dulce néctar
que al rozarlos alucinas
como delirante ambrosía.

Y al levantar la vista
y adentrarme en tus ojos.
como pasadizos luminosos,
inexplorados,
enigmáticos,
ojos que te embelesan,
que traspasan tú aura
en un querer pasional,
sin palabras,
sólo códigos lumínicos
de intenso amor sensorial.

¿Cómo no suspirar por lo que no tengo?.

Sólo las nostalgias de un pasado
es lo que me mantiene vivo
en el recuerdo constante de un posible futuro,
donde las esperanzas de un reencuentro
silencian las voces que salen como un espectro.

¡Ay!,
¡callad insensatas!,
no aportéis más leña a mis pesares,
ya que de cobardes está todo dicho,
pero yo no lo soy
y tengo aguante para esperarla....
tres siglos si fuera menester,
sabiendo que algún día,
al igual que la quiero...
también me ha de querer.

El Ángel de piedra en el Campo Santo



Sé, que tu espada me apunta
con su frío acero de otro mundo,
me haces recordar lo efímero
de mi existencia mundana,
de ésta, mi vida trastornada.

Te he visto muchas veces
Ángel de piedra,
guardando la frontera
entre lo mortal y lo trascendental
entre lo racional y el mundo mental.

Por esto estás en el Campo Santo
como guardián de almas,
¡nada, ni nadie!,
puede traspasar el umbral
sin haber depurado todo el dolor causado,
toda infamia perdonada
cualquier trastorno cometido.....
lavado.

La sangre derramada
el odio desmedido
las pasiones insanas,
son caldos de cultivo
para que la oscuridad tome su poder
arrebatándote tu dominio,
el control de tu ser.

Y tú, te encargas que esto
no contamine la paz de los que allí moran,
de los que duermen de momento en silencio
esperando que tú espada le señale.........
que ya llegó su momento de partir,
de volver a vivir sin miedo a la noche
en procesión continua de almas sin penas,
sólo un lamento como la brisa suave
de un día de invierno.

Queda de momento.........
cerrado el Averno.

A los pies de ningún maestro



Ando descalzo, perdido,
entre los destellos de la mentira
y los lupanares de la dicha,
universos oscuros de la sátira
y las comedias irónicas de la vida.

Maestros por doquier de falsedades
a sus pies... ni sus bondades,
falacias exageradas de un bendito,
¡oh, es el maestro de universos!,
un pobre loco de los sesos.

Puede que los haya, como las meigas,
puede que tengan buen alma,
puede que sus verdades a medias
sean grandes axiomas sentenciados,
o puede que sean inventos de algún diablo.

Como poder, pueden ser muchas cosas,
pero no seré yo quien me postre
ante los dedos agrietados de ningún sabelotodo
que saca cenizas del éter, chasqueando las manos,
o declara leyes universales a fanáticos dementes
que no ven ni oyen, más allá de sus parcas mentes.

No hay más maestro que uno mismo;
con sus bofetadas,
con sus experiencias terrenales,
con sus fantasías y mediocridades,
con sus desgracias y bondades.

Yo soy el que eternizo mi tiempo presente
en la inmensidad del cosmos unitario,
soy el maestro de mis actos
siendo la consecuencia de ellos.

Soy el alfa y omega (ya muy dicho),
desde mi primera encarnación
como ser sin conciencia ni conocimiento,
vengo del cosmos galáctico
al igual que los maestros de diseño,
diseñados por ellos mismos...
empadronados en el ego más siniestro.

Nadie controla mi ser, (el yo soy),
ningún pseudo-extraterrestre
aprisiona mi mente,
sólo en las más grandes alturas
atravesando las oscuras puertas,
podré algún día vislumbrar la verdad;
que soy un hijo más del Big Bang
al igual que todo lo creado...
en ese instante eternizado.

¿De dónde salen mis palabras?



¿De dónde salen mis palabras
que se plasman en versos,
si desde el fondo de mi alma,
desde el abismo de mi nacimiento
veo sacudirse las horas del tiempo,
tiempo que me falta para respirar
el aire viciado de tanto lamento?.

Siempre en el éxtasis del dolor
que me produce incluso placer,
como un pseudomasoquista
que en flagelarse se derrite
cantando loas al aborrecimiento,
a la apatía y al desdén
de todo acontecimiento.

¿Cómo se puede colar una inspiración
de belleza póstuma,
si la desdicha del presente
se hace patente a cada minuto,
si las puertas de la luminosidad
están cerradas a cal y canto
y cada vez que intento abrir una...
Otra me da en los dientes,
haciendo crujir mis maxilares?.

¿Dónde está Freud y su psicoanálisis?.

¿Cómo entender lo que escribo,
si no me entiendo a mí mismo?.

Frías son a veces mis letras,
como fría está mi alma
de tanto vaivén brusco,
que igual traspaso la frontera de lo incognoscible
como al rato de otro bandazo...
Estoy irreconocible.


¿De dónde emergen mis sentimientos
que soterrados bajo capas de salmuera,
todavía encuentran un resquicio
como espermatozoides a la carrera
intentando ganar mis neuronas,
electrificando mi cerebro
con subliminales mensajes?.

Me doy cuenta después de todo lo expuesto;
de lo poco que me entiendo y sé de mí mismo
y de mi cerebro cuántico...
Todo un paradigma descubrirlo....
todo un enigma descifrarlo.

Un amor prohibido



Se renueva incansablemente
la tristeza del olvido,
una y otra vez afloran en otoño
las hojas caídas como lágrimas,
siendo la congoja,
la aflicción,
el desamparo,
la condición humana de lo perdido
de una amor en aras de lo prohibido.

Todo por guardar las formas
del universo establecido,
de leyes humanas cambiantes
según sus gobernantes.

Por desligar de cadenas mundanas
marcadas por el conformismo,
de sociedades estacionadas
en el tiempo de sus ancestros.

¿Es un amor prohibido el querer
a una mujer atada desde su nacimiento
por juramentos de casamiento
sin que medie el cariño,
la amistad,
el fuego de la pasión,
en definitiva..........
a eso le llaman amor?.

Yo le llamo esclavitud,
intereses creados,
patriarcado,
abuso de poder
eliminando la condición femenina
del ser.

Y querer su libertad,
su razón de existir,
el libre albedrío,
osea;
el amar por ella misma
a la persona a quien desea
sin distinción de colores, razas o castas,
libre sin cadenas.

¿A eso le llaman un amor prohibido?.

Submundos



Fuego en sus ojos,
y a la vez destellos de niñez,
una niñita de pocos años
quizá siete u ocho, no más,
pero con la experiencia
desgraciada,
con la voluntad mermada,
con la niñez trastocada.

Una niña vestida de harapos
como salida de un cuento macabro,
una niñita de una ciudad populosa
declive de una sociedad marchita
como las margaritas en verano.

Una ciudad capitalina por las alturas,
por los bajos;
misería, inmundicia,
hambre y desgracia humana,
luchando por sobrevivir día a día.

Me la encontré cuando fotografiaba;
sus gentes, su idiosincrasia,
su forma de vivir y morir,
sus creencias y festejos,
sus alimentos.

Sabiamente balbuceaba preguntas
casi sin entenderla,
¿por qué los dioses permiten esto?.
mis hermanos enferman,
mis padres no tienen trabajo
y andan de pelea en pelea,
las ratas acampan a sus anchas
y recorren los cuerpos de los muertos
que de borrachera quedan quietos,
o se comen el pus de los niños enfermos,
¿por que los dioses permiten esto?.

¿O son los demonios que andan sueltos
para castigar nuestras faltas,
nuestros malos comportamientos,
nuestras ofensas?.

¿Por qué vivimos asi, tú, el de la cámara?.

La tristeza me traspasó mis razonamientos
sus preguntas marcaban todo un lamento,
un sentir agónico,
una madurez inmadura,
demasiado para una niña de pocos años.

Mientras,
con mis ojos escudriñaba mi alrededor,
las chabolas de cartón y latón,
acequias que recorrían las calles
infectadas de ratas y excrementos,
que ni el mismo purgatorio
presentaba tanta inmundicia
vileza y bajeza del ser humano.

La cogí de la mano
llevándomela a comprarle un helado,
intentando explicarle,
que no eran los dioses los culpables
si no los hombres ricos y poderosos
los gobernantes de este mundo,
los cuales habían creado;
submundos por doquier
dentro del mismo mundo.

Demasiado rollo intelectual
para un ser que apenas tiene abierta
su conciencia en grado infinitesimal.

Demasiadas explicaciones
a una niña en edad de jugar,
no de entender los problemas de los mayores.

Me despedí con un beso de ella,
metiéndole unos billetes para sus padres
en uno de los bolsillos medio cosidos,
lamentando en mi interior,
gimiendo de rabia y furia,
maldiciendo a mi raza
por todo el mal que nos hacíamos,
por toda la ignorancia y oscuridad
que arrastrábamos como humanos.

Al darme la vuelta;
ya no era la misma niña de antes,
su forma humana había cambiado
era un espectro más de la muerte,
su gélida mirada escarchaba hasta mi mente.

Era una víctima más de la miseria,
un ser desgraciado a quién su vida
habían segado en plena vitalidad,
un alma viajera de un submundo cualquiera.

Nada tiene sentido



Misterios de añoranza,
sermones a ultranza
en escarnios lamentos
como mentales latigazos.

Todo por un desvarío
por un error cometido,
por un aflojar mi cordón seguro
que mantenía mis emociones sujetas
sometidas a mi control interno.

Quiméricas visiones
de una felicidad mentirosa,
engañosa serpiente
que se muerde así misma,
volviendo siempre al punto de partida,
sin salida,
no hay escape posible,
la rueda gira en tu interior
invitando a tu frontispicio
a devaneos constantes
como pasatiempo.

Nada tiene sentido,
toda tu vida es un precipicio,
te agarras como puedes
a lo que queda de actitudes
de un pasado remoto,
donde eras alguien
dominando tu sentimiento
tu culpa y remordimiento.

¿Acaso el desamor es previsible?.

Nada lo és, en este asunto
ni los beligerantes dilemas,
ni mis elucubraciones locas
ni mis tormentosos y tortuosos
restos del tiempo,
en horas felices de fortuna
en espacios de alegrías
en ese lapsus de nuestras vidas.

Nada tiene sentido
en estos cantos a mi soledad,
en estos versos de vómitos,
en este desahogo angustioso.

Nada tiene sentido
cuando la melancolía
hace de compañera,
cuando le importa una mierda......
que vivas o mueras,


Un terrible sujeto



Terrible es este sujeto
rodeado siempre por buitres carroñeros,
córvidos de la desesperanza
blandiendo el arma contra la templanza.

Capitalista sin escrúpulos;
banqueros y empresarios
son de su total confianza.

Adorador de don dinero;
a dioses y diosas se aclama
sacrificando servidores y lacayos
que a los cuatro vientos proclama.

Sin entonar jamás un mea culpa de nada
una pequeña consideración,
de sus beneficios.......una disminución,
nada de nada,
ni una puta introspección.

Un ser singular,
que a la vez atrae a los de su especie,
vivos carroñeros,
muertos,mejor no saberlo.

Siempre acechando Doña avaricia,
poseyéndole la inmundicia,
la vileza es perpetua,
y lo demás.......es su putrefacta esencia.

Un espécimen para su estudio
diseccionando sus partes vitales
hasta encontrar el hueco vacío
donde reside el destello de su alma.

Un ser dominado por oscuras entidades
sirviendo para muchas utilidades,
un ente despreciado por la mayoría
seguido por una pagada minoría.

Un simple mortal que se regocija
a mandíbula batiente,
entre sus tinieblas
se recrea con la pobreza de la gente.

Las crisis financieras son su gran presa,
dueño y señor de infortunios,
le importan un bledo las hipotecas,
los parados, que recojan mierda,
y si no pueden comer
su basura está por recoger.

Un terrible sujeto
atado por las desconfianzas
presa de sus ataduras mundanas
poseído.........
por sus demonios y fantasmas.

El susurro del viento



El viento susurra en mi rostro
a gritos en mis oídos,
restringe mis movimientos
encarcela mis melancolías
de otros tiempos olvidadas.

Reseca mis lágrimas
en detrimento de mis sentimientos,
me hace postrar
rodilla en tierra,
se regodea de mi soledad,
de la soledad del poeta,
se mofa de mis percepciones,
de mis lamentos
de mis inspiraciones.

¡Déjame en el presente del tiempo!,
en estos aciagos días de infortunio,
suelta amarras de mi puerto
y fondea en otro caladero
donde no te faltarán regocijos
de desgraciados mediocres,
que se conforman con sus recuerdos.

Aparta de mi tu vendaval furia,
no aprisiones mis fantasías,
mis imaginaciones,
mis desvaríos,
mis delirios
y hasta mis elucubraciones.

¿Vete!,
inquisidor de mis letras,
no deshojes mis escritos
con tus huracanados soplidos,
haz de alfombra a tu Dios
y no malgastes fuerzas
con la temeridad de los hombres.

¡Deja a este poeta pues!

Deja mi incertidumbre intacta
mi vida solitaria, pero valiosa,
suelta lastre,
reduce tus cadenas
que atenazan mi mano,
para que pueda seguir plasmando
poemas de mis entrañas,
para que mis escritos y yo
formemos una simbiosis perpetua
siendo parte de mis adentros
en venideros tiempos.

¡Aparta ya de mi rostro!,
ruge en el fondo del abismo
de donde provienes,
converge con tu hermano poniente
y limpiad de melancolías a todo ser sintiente.

No volverás con una oda nuevamente,
te reconocería a mil leguas,
ni nacerán susurros en mi vientre,
que de tus melodías me crea........
que es mi Musa la que me canta,
la que en melodías insufla mis versos,
la que respira por mí.................
en mis escritos diversos.


¿Hasta donde puede llegar la estupidez humana?



¿Hasta donde llega la estupidez humana,
la necedad, la majadería, la tontería,
la idiotez, el disparate,
y otras calificaciones del orgullo humano?,
siendo nuestro ego el que sale perdiendo
en las relaciones personales
de amistad,
amor, trabajo,
compañerismo.

¿Cómo calificar este comportamiento emocional?,
donde la conciencia
el motor de nuestras emociones,
dispara sin parar sus parloteos
sus dardos envenenados,
sin importarle un pimiento
el herir, dominar, mentir o matar
a nuestro semejante;
ser sintiente como nosotros
creado como nosotros
hermano de todos.............
nosotros.

¿Que "evolución" primaria
nos impulsa a coronarnos
dueños de vidas ajenas,
amos del infortunio,
acreedores del debe y haber
de otras conciencias?.

¿Acaso el Universo galáctico
nos ha dado tal potestad,
tal control con un mando eléctrico
que podemos encender y apagar cerebros
como si fuesen nuestro robots positrónicos?.

¿Somos creadores de leyes universales,
o más bien somos............
simios evolucionados con rostro humano?.

¿Tenía Darwin razón en la teoría de las especies
o también era otro demente marioneta
movido por los hilos de un Dios vengativo,
paseándose como Emperador destronado
de un Walhalla desahuciado?.

¿Somos el desecho de un polvo cósmico
de estrellas en el ocaso,
o al final que somos,
estúpidos conformistas,
tontos ateístas,
fanáticos desdichados,
locos empedernidos.........
o psicópatas enfermizos?.

¿Se curará tanta estupidez algún día?

Conciencia Planetaria



Conciencia de la madre Tierra, conciencia de Gaia,
urgente hay que tomarla por un planeta que sufre,
le han quitado su piel verde, desnudan su alma,
politicuchos y corporaciones con olor de azufre.

Todos formamos parte de la misma nave,
si talamos los bosques, si matamos a los animales,
si desaparece la vida en los mares,
¿que será de nosotros los humanos mortales?

Es que ni oímos el rugir rabioso de los huracanes,
el llanto desesperado de las tempestades,
no vemos las aves emigrar sin saber donde postar,
ni los humanos sin saber donde su vida acampar.

Sordos, ciegos y mudos, nos alquitranan la conciencia,
grandes empresarios de la indecencia nos la subastan,
a cambio nos engalanan y halagan con consumibles
y pomposas conferencias sobre energías renovables.

Tomemos conciencia de la enfermedad de nuestra madre,
como hijos de Gaia le debemos respeto y agradecimiento,
entonces como mantenedora de la vida y su autorregulación,
volverá a crear el ambiente idóneo para su fertilización.

Una noche especial



Cuánto cariño no desearán
en su subconsciente,
aquellos que por morir en mala suerte
desearían la piedad de los que aman.

Cuánto no darían
por una oración en el crepúsculo,
aquellos que nunca se acordaron
de regalar un mísero ósculo.

Cuánto daño no están haciendo
traspasando los límites de su realidad,
influyendo en decisiones físicas,
aquellos que jamás creyeron
en cuestiones psíquicas.

Aquellos que el consciente era el sumum,
nada había más allá de sus narices,
ningún límite ni frontera dimensional
siendo la nada una cuestión fundamental.

¡ Qué pobres!,
la luz del conocimiento no les llega,
menos la sabiduría para su intelecto,
¡ lanzan gritos a los cuatro elementos!,
ingenuos......nadie ni nada os contesta,
ni un mal eco en vuestro holocausto.

Y se ven en la precaria situación
de intervenir oscuramente,
agazapados en las sombras
de su insignificancia,
como peones de una partida
en la cual, ellos............
siempre pierden su conciencia.

Pájaros de mal agüero,
fantoches de tres al cuarto,
esperando un halloween cualquiera
para mostrarse a humanos deseosos
de emociones fuertes,
no de sabiduría,
no de lecciones de moral,
menos conductuales con la emociones.

Sólo diversión en tableros ouijas,
en mesas parlantes,
en vasos que se mueven
o en mediums parlantes,
que ni siquiera saben que lo son;
no a propósito,
si no engañados
por una turba de gente
ansiosa de experiencias intrascendentes.

Y ahí estáis vosotros;
divertidos en una noche de brujas,
siguiendo la incultura popular,
en una noche especial
para confraternizar,
en una noche oscura y de sombras
pero a la vez llena de luz y amistad
de cariño, amor y bondad.

¡ Romped las cadenas que os atan!,
nada les debéis a las sombras
sólo dolor, sufrimiento
y falta de razonamiento.

Os tienen presos por vuestros temores
vuestros espectrales cuerpos
nada les importan,
solo vuestra conciencia,
allá, muy adentro,
ahí es dónde tienen su agarradero.

Han creado su Limbo perfecto,
no el de la fe católica,
sino el suyo particular
donde gobiernan a su antojo
en la más absoluta ignorancia y oscuridad,
donde la palabra amistad.........
es sinónimo de maldad.

Ensueños



Flotando en mares de infortunios
en espejismos ventriculares,
tinte rojo en las aguas dulces
tempestades en soles diurnos.

Dislocación del tiempo en mi nada
sólo un símbolo de materia gris,
desperdigada en las horas de mi tiempo,
todo se encuentra del revés,
no existo, no soy nada,
sólo un fantasma en otra dimensión.

Ensueños de pesadilla,
catarsis liberadora
de procesos mentales perniciosos,
borrado de memorias inducidas
por mi fantasmal subconsciente,
procesando nuevas neuronas
en sinapsis eléctricas.

De la nada vengo,
nada recuerdo,
sólo vaguedades
en las horas del tiempo,
desapareciendo pasado y futuro,
lo que ha sido y lo que fué,
quedando solo y recompuesto
en un presente para mí, dispuesto.

Ya existo,
ya soy alguien,
salgo del ensueño.........
con más fuerza y empeño.

Ahora soy más liviano
más diáfano en mi materia,
algo o alguien ha manipulado mi esencia
algo o alguien me ha regalado............
un nuevo estado de conciencia.

Paranoica



Camino en infiernos abismales
buscándote en azufres letales,
en rocas me deshago las carnes
cortadas en líneas transversales.

Da igual que el Ángel de la espada
proteja sus dominios oscuros,
que los córvidos picoteen mis úlceras
o que coma gusanos como almuerzo,
¡da igual!.

Te prometí amor eterno
y búsqueda en el infierno suicida,
al quitarte la vida, sembrada de lamentos,
un paso atrás diste en este multiuniverso
borrando mil vidas en desafío engañoso.

Por tentar al destino
te ves arrinconada ,
en una de las muchas estancias de tu mente,
laberinto infernal sin salida,
sin escape,
errando senderos,
caminando en distorsiones,
siendo la locura... tu mal tino.

¡Da igual!,
que tu paranoia no me reconozca
que mil trompetas anuncien mi llegada,
que cambies mi identidad por otra
en tus visiones desubicadas,
en pasados y futuros irreales
sin presentes de verdades.

¡Da igual!,
Esperaré a tu lado
hasta que se apaguen las estrellas,
o tus visiones se inviertan,
reventando tus realidades,
hasta que se conviertan.....
en horas de tiempos presentes.

¡Da igual!,
que tu hostilidad rabiosa
patalee las puertas cerradas,
que no encuentres la salida
pasando mil años abriendo y cerrando,
¡yo!...
continuaré esperando.

Día a día



Un día más de mi malograda vida
intentando eternizar el presente,
para que el futuro no se me apodere,
para que el temor no me posesione,
para que mi existencia tome un respiro.

Un día más con mis fantasmas enemigos
indolentes con mi dolor,
apáticos en su evolución,
perezosos en su estudio,
inertes.......como hielo,
escarchados,
en su mente......disecados.

Un día más con energías incomprensibles,
invisibles al ojo humano,
llámense magnéticas
o electromagnéticas,
o hijas del plasma solar,
o partículas cósmicas
que atraviesan nuestro cinturón,
nuestro terrestre protector
Van Allen.

Atravesándome con sus partículas
mi microcosmos molecular
dentro del macrocosmos de mi cuerpo,
ionizando mi cuerpo con diferentes cargas
que desestabilizan mi organismo,
como un desagradable y oscuro orgasmo.

No existen límites físicos
ni fronteras insalvables
para todo la oscuridad,
ni toda la espiritual luz.

Ni tampoco;
para la iniquidad,
el miedo y el terror,
los mundos paralelos,
nuestros vecinos invisibles
(espectros, fantasmas, cascarones, etc.)
y otras formas elementales.

Los huelo,
los detecto en mi cuerpo,
siento el miedo como crece
y se apodera mutuamente.

Ellos están solos,
aislados en su caparazón,
mordiendo su fatal destino
al igual que el mío,
navegando en el mismo purgatorio
cavilando nuestra fatal inexistencia,
el ser o no ser no les importa,
no les llega su esencia.

Día a día me enfrento solo
día a día sobrevivo agarrado a mi presente,
no hay alternativa de futuro,
el pasado.............queda borrado, inexistente.

Día a día ando con pies cojos,
uno de un lado del mundo,
el otro de su paralelo o contrario,
convergiendo de noche
en pesadillas surrealistas,
en sentencia de muerte,
o en perpetua penitencia
de esto que en mí, no es vida,
es un agarrarse a una pendiente,
para no tener una libre caída
que de al traste con mi trastocada mente.

Hija de los Dioses (fantasía)



Naciste en una noche de luna llena
en los jardines del Olimpo,
nada se podía comparar con tu belleza
ni las gemas más refulgentes, ni las fuentes
más puras con su agua cristalina,
eras como Venus en todo su esplendor
derramando placer y gozo a tu alrededor.
Las sombras se retiraban a tu paso
cubriendo de luz hasta el horizonte.
Con cabellera trenzada de hilos dorados,
mirada serena con destellos anacarados
la Luna reflejaba en ti sus rayos
haciéndote más hermosa todavía.
Cascadas y fuentes te servían de lavabo,
rápidos y torrentes te llevaban de la mano.
Hija de Dioses has nacido
para ser musa e inspiradora del mundo,
poetas y escritores alaban tu ser
pintores y escultores plasman tu esencia.
Naciste para derramar amor en el mundo
portadora de paz es tu misión,
esa es tu vida y tu pasión.
Viniste en cuna bendita
afortunada y querida por todos,
ve hija del Olimpo, da la buena nueva
y acepta como inmortal tu destino.
Hija sideral que con tu hermosura asombras
hasta el mundo mortal,
que los cuentistas y cronistas hablen de ti
como la luz de un cometa, que acompañaba
a este mundo llamado Tierra
en su viaje estelar hacia un plano inmortal.

Muerte aparente



El electrocardiograma aparecía plano
luz sin movimiento en picos reajustados,
solo en el plano horizontal de la onda,
¡muerte aparente!, por ahora,
entre paredes de blanca pintura.

¡Gritos ahogados de mi tráquea salen!
lenguas de fuego de mi cuerpo helado
escarchando y vaporizando mi ambiente,
temperatura subiendo y bajando
como un ascensor descontrolado.

Mis sentidos se agudizan tanto
que puedo oír a leguas de distancia,
conversaciones cavernosas a ritmo lento
penetran en mi oído externo,
pasos a millares, pisando mi cerebro,
multitud de brazos rodeándome el lecho.

Me levanto y corro con mi suero en la mano,
un laberinto de espacios luminosos
se abren y cierran tras de mi,
sus sonidos son atronadores
como martillazos de un gran herrero
amplificados por mi córtex neuronal
en una enmarañada red dimensional.

De tanto correr no toco el suelo
saliéndome sin querer por el subsuelo,
atravesando tuberías y haces de colores
paredes y nebulosas planetarias,
púlsares destellando a mi ritmo cardiaco
visiones superpuestas en un todo cuántico.

Ya todo se fusiona en el exterior
pareciendo una molécula más de este conglomerado,
pero creo que alguien me llama desde el laberinto,
volviendo por callejones agolpados de transeúntes
con la misma bata blanca y el suero en sus manos,
todos éramos..............................fantasmas del pasado.

Sin dirección ni orientación posible,
unos aullaban, otros gritaban, lloraban,
una dimensión fantasmal prisionera
seleccionando las mejores voluntades,
presentándose un fabuloso paradigma;
primero soltamos la tempestad y luego nos calmamos
o el vórtice de ésta nos arrastrará descontroladamente.......
hasta que nos calmemos y razonemos.

Al final, se impuso la calma y el razonamiento
volviendo a fluir la sangre en los corazones,
empezando de nuevo los picos,de un electrocardiograma
que saltaba de alegría..........................
por salir de su monotonía.

Los sonidos de la noche



Paseando por entre farolas
medio dormidas,
carcomidas por el óxido
infestadas de depredadores
de pequeñas alas.

Caminando entre la noche sin luna
y el ocaso de un día gris,
tenebroso,
por aceras plenas de brea caliente,
alquitrán pegajoso
comiéndose tus zapatillas
por no tener claridad,
sólo una luz mortecina
vislumbrando cada esquina.

Pensativo vas deshaciendo el tiempo
las horas muertas de inactividad,
de una vida llena de asquerosa ansiedad.

¡ De pronto, escuchas los sonidos de la noche!,
hasta sus silencios resultan estruendosos,
gritos,
carcajadas,
música a todo gas,
riñas y peleas,
y algún que otro
¡ socorro!,
se te escarchan las venas
dejando de fluir sangre
y linfa por los capilares.

Un mundo de barrios demenciales
casi infernales,
pobreza por doquier
sólo lamentos,
nada de un querer.

Un mundo donde impera
la ley del más fuerte,
no del más listo y culto,
no del más bondadoso.

Un infierno donde las drogas
la prostitución y el pillaje
es ley y norma de conducta,
donde la vida empieza
y puede terminar el
mismo día,
acabando las horas
de la poca alegría.

Un espectáculo siniestro
acampando los demonios internos
en sociedades de oscuridad y placer,
siendo las almas compradas......
o alquiladas.

Los sonidos de la noche
y sus misterios,
en contraste con la luminosidad
de los barrios adinerados,
no mereciendo para mí,
el desgaste de mis dedos
en versos maldecidos
a pudientes, que en sus vidas
sus corazones han dejado de sentir,
sus almas por dentro, es todo un mentir.

No permitiré,
que las tinieblas hablen por mis versos
ensalzando "las virtudes",
los avances de todo tipo,
el lujo desmedido,
en detrimento de los desgraciados,
los desheredados,
los desahuciados,
los parias de una sociedad decadente
que se ha vendido como Judas
por unas cuantas monedas.

La pendiente humana
es del ochenta por ciento,
subirla nos costará
lágrimas y tormentos,
muertes y renacimientos.


La muerte de las flores



Las flores ya no crecen lozanas
el astro rey no les llega con toda su intensidad,
al morirse parte del ozono
se exponen a su perniciosa radiación,
abrasadas como una Pompeya cualquiera.

Todo va perdiendo su color
oscureciendo sus tonalidades
por la acción del homo sapiens,
por su avaricia y codicia,
por su estulticia y demencia.

Ennegreciendo con su viscoso manto
de pensamientos y malévolos sentimientos,
todo el orbe,
como oscura brea
de pobreza mental,
de conductas animalizadas,
de oscurantismo social.

Se rebela la natura y sus hijos,
los camposantos se desbordan,
la iniquidad acampa a sus anchas
tomando el poder la vil oscuridad,
reinando la maldad
en detrimento de la humanidad.

Se ralentiza el tiempo
alargándose sus agujas....
hasta el infinito,
se paralizan las mentes
no dejando sinapsis a las neuronas,
sin códigos eléctricos para mensajes
todo es ultraje,
barbarie,
pillaje.

Ya no quedan años para solucionarlo
mientras los corazones anden disecados,
las almas petrificadas,
las mentes en desiertos arenosos,
las conciencias en páramos yermos
y los yoes más internos.............
en serviciales de un poder más satánico
que el poder en sí mismo.

Ya las rosas se marchitan
y en negro se tornan,
así como los tulipanes y otras especies de flores,
pueden ser colores bonitos en el espectro
si no fuese por la noche del alma........
que oscurece al hombre.

Ya las flores se mueren de frío
y sus lágrimas caen.................
a un profundo y seco vacío,
en simbiosis evolutiva
con la involución de parte de nuestra conciencia,
paradigma indescifrable de nuestra ciencia.

Noche cerrada



¿Por qué cerrar la noche a las tristezas
cuando la oscuridad desbloquea sentidos
ocultos éstos en el alma apenada?,
siendo el reflejo de la Luna
la que tintinea las campanas del oído
trasmitiendo ritmos y sonidos,
vibraciones y silogismos.

Sus ecos y biorritmos naturales
nos transmiten sensaciones contradictorias;
paz o furia,
amor o posesión,
lujuria o pasión,
en transformaciones casi místicas
o en mutaciones aberrantes infernales.

La historia está plagada de leyendas;
vampiros eternos,
licántropos enfermizos,
mutantes psicópatas,
fantasmas errantes,
demonios infernales,
amén de brujas y duendes,
elfos y hadas,
y ,"maravillosas asesinas en serie",
todo leyendas escritas
desde el albor de los tiempos.

No hay que temer a la noche y sus estigmas;
lacerantes y supurantes unos,
sangrantes pero valientes otros,
inquietantes y emocionantes
los que hacen palpitar nuestro cardiaco corazón,
al ritmo que marcan las leyes naturales;
colapsando estrellas y satélites
despertando de su letargo, púlsares,
o puede que tú mismo seas un espíritu errante
y aúlles cuando la Luna alcanza su cenit.

Es la oscuridad de la noche
la que en el subconsciente
nos hace temer al miedo mismo,
a los fantasmas internos
que despliegan sus fauces
arrebatando el claroscuro de tu cerebro
en detrimento de tu cuerpo efímero.

Es la oscura claridad mental;
contradicción aparente
que en enfermedades mentales
puede aparecer sabiduría en una mitad
y en la otra...
una combativa temeridad.

Es la cerrada noche sin Luna
dónde el negro se hace más patente,
cuando puertas subespaciales se abren
creando dimensiones paralelas
alternativas a otros planos,
misterios que a veces resultan paranoicos
en quienes los sufren en sus carnes,
después de haber sido vilipendiados,
masacrados mentalmente,
regurgitando su creencias internas
para beneficio de ateos conformistas.



¿Por qué ese miedo ancestral a la oscuridad de la noche
si forma parte del orden natural?

Corazón de piedra



Corazón de piedra
alma de granito,
nada le queda a este pordiosero
vendedor de sustentos y beneficios,
solo la mercancía de sus poseídos.

Viene y va, comprando el tiempo por años
pagándolo por horas o minutos,
desdeñando cualquier advertencia.......
tanto de arriba como de abajo,
¡te comerás tus infamias engalanadas!.

Compraventa de animales humanos
de cualquier zoológico capitalino,
convertidos en arsenal de dedos amputados
cabezas sin sentido ni orden,
todo por comer un pedazo de pan mohíno.

Corazón de piedra
osamenta sin calcio,
su frente parece un frontispicio luminoso
con su incesante parpadeo,
atrae a los humanos
como ruedas de un engranaje.............
para preservar su linaje.

Subcultura del poder
que todavía otorga el anti-poder,
¿hasta cuando beberemos de sus salitres aguas
y comeremos de su amarga hiel?.


Dedicado a todos los pobres inmigrantes
que caen en las garras de estos personajes

Quimeras



Vuelo en mi pensamiento desvencijado
en auroras mezcladas con el tiempo,
horas que son mi huracán tormentoso
como la distancia que nos separa
en turbulencias de un sentir mentiroso.

Quimeras que obnubilan mentes despiertas
sentimientos que escapan de un ensueño,
languideciendo al compás del deseo
quedando tan diáfano como mi empeño
de recordarte y no borrarte por completo.

Será que soy débil ante tu amor
ante tu desbordante pasión,
será que mi fortaleza tiembla
que mi entereza está corroída,
y me siento como polinizado
y de tu esencia melado.

Me siento como peonza al viento
nunca sabes cuando ni donde se detiene,
en el devenir de los tiempos futuros
quiero parar de pensarte,
ya que ni puedo tocarte........
y menos poseerte.

Te sigo amando en la distancia
tu recuerdo soterrado se encuentra,
más rendijas de corriente lo elevan
y en posibles quimeras me lo encaran.

Ya no más mentiras mías,
ni engaños de materia formados,
se que nuestro encuentro es perecedero
pues ni tuvo principio ni fue duradero,
sólo mi mente fue su carcelero.

¿Existes de verdad,
o eres sólo una creación mía?

El rosal de mi jardín (fantasía)



Un rosal como ningún otro viera antes,
un rosal sin espinas, en el invernadero de la esquina,
con pétalos de terciopelo y corola rosa fina,
un rosal para mi amada, igual que el de los parques.

Me lo pidió ella en la pasada primavera,
lo quiero de todos los colores posibles,
como los del arco iris en días de lluvia primera,
para que luzca con las gotas del rocío,
en una noche cualquiera.

En medio del jardín lo plantara,
casa y comida de mil insectos albergaba,
que alegría daba ver tanta vida a su alrededor,
como un diminuto mundo de luz y color.

Con la luz de la mañana tornasolada,
difuminaba los rayos del astro rey,
por todo el jardín de mi amada,
diminutos seres se afanaban en su limpieza y reparación,
al son siempre de la melodía de una canción.

Gnomos, hadas, elfos, ondinas y otros seres sin catalogar,
reían , bailaban y trabajaban al son de flautas sin parar,
subían y bajaban por los tallos, como columpios humanos,
ayudándose unos a otros como verdaderos hermanos.

Qué sabiduría en la Madre Naturaleza había,
al igual que una madre cuidando sus hijos,
dándoles todo el cariño y su ternura, cada día,
respondiéndoles éstos con amor y alegría.

Pero sobre todo destacaba ella cuando al jardín salía,
mi compañera, como el hada más bella de cuantas hubiera,
con sólo su sonrisa, crecían las flores de entre la tierra,
con sólo su mirar, no había tallo o raíz que no renaciera.

El rosal se convirtió en rosaleda,
y el jardín en hogar de vida natural,
una cosa por decir me queda,
¡hermanos!, cuidad de la naturaleza donde sea,
cuidad con amor de ella, pues poco tiempo nos queda.

Esperándote siempre



Podría decirte en otoño
como una flor seca, matizada de ocre,
bailando al compás de las gotas de lluvia
lo que mi alma siente,
desde que hibernaron mis emociones,
desde que marchaste en inquietudes.

Podría trazar círculos al viento
que te llevasen cartas lacradas,
dibujar tus ojos en las nubes
como luceros al alba,
o en noches crepusculares
cuando el silencio acampa.

Podría no pensar en tu ausencia
como si no hubieses existido,
como un fantasma del pasado
sin huella en el presente,
sin futuro marcado.

Podría rogar,
detenerte, no marchar,
encadenarte a mi alma
perder la razón contigo,
o no ser más que un lejano amigo.

Tantas cosas depara el destino,
que valorando mi fuerza interna
no me llega para el olvido,
ni mi complacencia externa
no me saca de mi exilio.

Pero.............
al igual que las golondrinas
vuelven cada año a su origen,
al igual que las gaviotas
no se separan de los riscos,
no puedo dejar de pensarte
no puedo en el olvido disecarte
ni en estatua de mármol convertirte.

Así que,
seguiré esperando que las luciérnagas
me avisen de tu llegada tardía,
seguiré en el camino polvoriento,
esperando el ansiado momento
de abrazarte con ráfagas de sensaciones
y lágrimas agridulces,
de un corazón de nuevo en movimiento,
de un alma torturada por la distancia,
aunque del viento me lleguen............
los olores de tu corporal fragancia.

Difíciles tiempos



Difíciles tiempos me tocó vivir
cuando marchaste para no volver,
la nada mental se apoderó de mí,
una nebulosa tenue y gris
que mi conciencia se tornó añil.

Depredadores subían
por mis paredes internas,
obnubilando arcos iris,
toda la gama del espectro,
para convertirme en guiñapo
de las riendas subconscientes.

Sólo veía en mis sueños más febriles,
agujeros elípticos al revés
oscuridad total en mente, en sueños,
la inexistencia total,
el infierno existencial.

Tiempos aciagos me sorprendieron,
no estaba preparado para tal separación,
tiempos perennes e inconclusos
me sumieron en gran depresión.

Solitario y noctámbulo
de adicción en adicción,
la soledad me prestó su apoyo,
y ¡mierda! le di mi consentimiento
a sus siniestros planes,
regocijándose del lodazal
dónde fue a parar mi vida.

Puedes sentirte en buena satisfacción,
provocaste el caos,
en un ser débil de corazón..............
en un ser que era todo ilusión.

Catalepsia



Estado de catalepsia
en el olvido del tiempo,
muerte prematura
certificada por forenses,
donde la falta de previsión
era común práctica entre galenos.

Nocturnas melancolías
gritos de espanto, pánico,
raps nocturnos semejantes
a roedores rebuscando comida,
uñas ensangrentadas
clavadas en la mortuoria lápida.

¡ Cuanto terror almacenado!
¡ Cuanta ansiedad llevada al paroxismo!

Seres humanos convertidos en zombis
muertos vivientes por pocas horas,
lágrimas como torrentes
resbalando como aguaceros,
encharcando sus vidas,
sus recuerdos pasados y presentes.

¡ Rabias que estallan !,
explotando los capilares
mezclándose la sangre y la linfa
en continuos ahogos y llantos,
dantesca escena,
no pudiendo imaginar
el sentir de un alma lapidada y enterrada
con sus neuronas todavía transmitiendo,
órdenes que de poco sirven ya,
mientras se debate entre la poca vida y la muerte
un ser todavía..................viviente.

¡ Socorro, hijos de puta!,
¡ me habéis enterrado vivo!

Habéis transgredido las leyes naturales
por hacer vuestras prácticas personales,
por ingenuidad unas veces
y por mala praxis otras.........
se condenaron infinidad de seres humanos
a prematuras muertes,
para vergüenza y escarnio de sus galenos.

Que este poema sirva de recuerdo...............
de todos aquellos hermanos.

sábado, 14 de noviembre de 2009

Imágenes animadas

Image and video hosting by TinyPic

Monólogo con un cerebro primario



Dejarte ir por bagatelas
sin ningún pudor ni razón,
como un niño con pies grandes
creyéndote un gigante,
mejor...
una larva a punto de eclosionar
en estado pobre para razonar.

Creyéndote el Dios de tu cuerpo
ínfimo despertar de tu inocencia,
alterada completamente tu conciencia.
¡Si ni siquiera sabes cavilar!,
ni tienes la voz de ninguna experiencia.

¡ A que te las das de cerebro cosmológico!
¿Si no sabes qué es el cosmos
ni la lógica elemental?

Eres un principio primario de evolución,
no una parte del ente evolucionado,
ni siquiera controlas bien las sinapsis
de tus neurasténicas neuronas
olvidando mensajes importantes,
obviando los restantes.

¡No!, querido amigo,
tienes mucha materia gris por descifrar,
mientras tu cerebelo está polarizado
te sientes bloqueado,
con tus pensamientos...
ensimismado.

Ajusta tu patrón de frecuencias
en alta onda hertziana,
y lograrás de un plano superior
las fuerzas y energías,
para tu desarrollo posterior.

¡Adelante!,
el Universo es tuyo...
la eternidad también.

Dulce melancolía



Dulce melancolía
con cara de mendiga agonía,
vienes a perderme en laberintos
con tus estrafalarios harapos,
en guturales quejidos y lamentos.

Dulce como la ambrosía
perversa como la cicuta,
con cara tornasolada de Venus
triste semblante,
falacia, tu parloteo constante.

No engañas con tus premisas
no existe razonamiento contigo,
la lógica tuya espanta
pues del averno suben
las insensateces que inventas
no conociendo otras suertes.

Pena siento por tu eterna condena
carroñera de mentes volubles,
complacientes éstos
hasta la mansedumbre,
desesperados en suicidios inmaduros,
¡pobres diablos!,
no saben el tormento de tu herrumbre.

Te frotas las sienes satisfecha,
¡pajarraca de mal agüero!,
híbrido entre la felicidad
y la decadencia mortal,
a medio camino entre el purgatorio
y el infierno de Dante,
sinónimo eres.........de un triste oratorio.

Dulce y podrida de alma
deja de tirar tanto de los hilos,
que puede que algún día
aparezca tu contrincante,
mandándote emparedar
en el caparazón de los mismos efectos.......
de tus causas creadas.

Siendo presa
de tus mismas lapas de pensamiento,
adheridas a tus siervos por milenios;
¡no gritarán tu nombre!,
¡no tendrán piedad!,
¡no habrá consuelo ni paz!.

En la eternidad de los olvidos
se oirá tu nombre;
dulce veneno............
que intoxicaba al hombre.

Hija del Cosmos (fantasía)



Eres como la simiente que no admite desperdicios
pues donde cae da la vida sin resquicios,
como los rayos solares aclarando oscuridades,
calmando aguas y tempestades.

Libre como las aves de los azules cielos
sin nido que te pare tus andares ciertos,
clamando la libertad a los cuatro vientos
por los pueblos donde te escuchen atentos.

Como las estrellas fugaces derramándose a mares
brillando como faros celestes en oscuras noches,
eres tú, la que más brilla con tus ojos verdes,
la que da vida lanzando sus simientes.

Viniste de las profundidades cósmicas
cabalgando a lomos de cometas,
atravesando nebulosas y galaxias
rápida como la luz en las distancias.

Portadora de sabidurías milenarias
de culturas ancestrales a eones de distancia,
mensajes que el ser humano no entendía
palabras que no calaban en sus almas.

Hija de las profundidades cósmicas
portadora de luz y conocimiento,
detén el tiempo, que para ti es un momento,
hasta que la luz de la sabiduría penetre en nuestras almas,
y el ser humano sea digno de tu atención y conocimiento.

Voces



Se debate mi cordura
entre la creencia y la nada,
entre el no ser
y el ser,
entre mi apocalipsis
y mi interior catarsis.

Expulsando los malos gérmenes
contaminantes de mis neuronas,
ondas martilleando continuamente
mi cerebro machacado.

Como un radio receptor
de pensamientos y sentimientos,
análogos a los míos,
recibiendo sin parar
ondas superpuestas,
desalineadas,
muchas sin poder descifrar,
amalgama de sensaciones
que no podría calificar.

Frases inconexas,
sin sentido alguno,
inundan mi cabeza
hieren mi templanza
sacudiendo mis cimientos,
ya de por sí
resquebrajados.

Un maremágnum impresionante
se forma en el vortex mental,
entre lo que pertenece a este plano
mundano y rutinario,
y lo estrictamente espiritual,
una parte ......infinitesimal.

Revelaciones que se debaten
entre la paranoia
y lo verdaderamente mental,
voces distorsionadas
como fantasmas,
aullando en tus oídos,
escarbando en tus sienes,
inflamando tus ojos.

Voces tempestuosas
como un rock duro,
que encojen tu mohíno corazón
sudando lágrimas amargas,
escarchando tus pulmones
y tus emociones.

Durante mucho tiempo...
no logras acceder a tu interior
para hacer su limpieza,
los quehaceres de este cuerpo lo impiden,
dando vida si más cabe
a tus fantasmas y demonios,
creando tu apocalipsis interno,

tu batalla final...
guiado por tu nahual.

La niña del cantarillo ( pa que os haga sonreir un ratillo)



Donde vas niña con ese cantarillo bajo del braso?
con esos andares que quitan el sentío!
que por donde pasas te aplaude to el gentio.

Vente conmigo que yo sabré contentarte,
te contaré mil historias del pueblo y su gente,
ven, y te ayudaré a llevar el cantarillo a la fuente,
pa que digan que este menda, no hase na por la gente.

Si cada vez que pasas por mi lao.
se me ponen tiesos los pelos del escalofrío que me entra
pero no ves mi niña, que por donde pasas,
me alborotas ar personal, es que me tienes apabullao.

Una muela me sacaba a lo vivo,
solamente por una miradita, a este pobre desgraciao,
se amable mujer y dime algo,
paque se me calmen estas ansias que me corroen por dentro,
como gallinas picando su comida en el corralero.

Niñaaaaaaaaaaaa, no me lleves esos andares,
que ya se que la juventud lleva las prisas de la vida,
pero yo ya no estoy pa esos trotes de yegua joven,
más bien paresco jamelgo al paso lento,
llevando como alforjas toos mis pesares.

Anda bonita, échale un guiño a este cuarentón
cuando vengas de la fuente y pases debajo de mi balcón,
enseña esa sonrisa, que hasta las flores se yerguen a tu paso,
se tornan esplendorosas asta que despunta el ocaso.

Niñaaaaaaaaaaa, espera que ta compaño,
nusea que haya algún desalmao, que te quiera haser daño,
espera que bajo mi cayao y arreando pala fuente,
y que nos vea to el gentío, paque tengan de que hablar
too el camino desde el pueblo hasta la fuente.


PD.Tengo familiares en Cordoba y he intentado aplicar lo máximo que he podido
su jerga andaluza, espero os guste. EMU

Mi Venus



Olvidando mi voz,
agudizaba mis sentidos
para percibir tu esencia,
ese fluido místico
que polinizaba mis pistilos,
rebotando a la vez
como de flor en flor,
de jardín en jardín,
de ser en ser.

Embriagados como por Baco
y ambrosías celestiales,
pletóricos en virtudes
sádicos contra los vicios,
fertilizando nuestras simientes
más allá de lo consciente.

Eras tú, la Reina del amor,
la Venus consagrada
por artistas de la belleza,
eras tú, la enemigo del caos,
la que apartaba oscuridades,
limpiando las maldades.

Eras tú, mi Diosa del Olimpo,
la portadora de beneficios,
despertando fuegos y pasiones,
la de cabellera dorada,
la que se bañaba en el crepúsculo
de una Luna eclipsada.

Y alzo mi copa por Baco,
por las Musas, tus hermanas,
por tu padre Júpiter
y la madre que te engendró.

Y apuro mi cáliz del amor,
acallando todo lamento,
silenciando mis sentidos,
para percibirte en todo tu fulgor,
sin perder la razón
ni apartarte de mi corazón.

Así te siento mi Princesa amada,
como la Venus del espejo,
pintada e inmortalizada,
así te ve mi corazón,
mi alma de poeta.

Quedando plasmada en mis versos,
con la inspiración fecundada
por tus semillas esparcidas,
renaciendo como trigales
estas letras versadas.

Balada para una mujer



Como el abrazo de una mujer,
no hay nada que se compare en este mundo,
una canción con estrofas de un buen querer,
versos y poemas para la mujer del nuevo mundo.

Como las columnas de mármol que sujetan la vida,
imposible la creación sin ella,
como semillas esparcidas por el campo,
floreciendo espigas y tallos, por donde pisa ella.

Rojo corazón por fuera, dorado por dentro,
fluye tu sangre por las venas humanas,
gracias a tu generosidad y bondad innatas,
eres tú mujer, la de columnas de mármol blancas.

Te cantaría una balada con las suaves cuerdas de una guitarra,
mil versos sin pausa con el clamor de la cigarra,
hasta el viento y la brisa llevan tu nombre,
¡que gran compañera le dio Dios al hombre!.

Como la primavera, ¡hermosa!, ¡maravillosa!,
llena de vida y sensibilidad,
así es la mujer, sea madre, hija o hermana,
maravillosa, tierna, sensible, perfecta para el mañana.

Como pilares de mármol blanco,
sus brazos sostienen el mundo,
respetémosla y cuidémosla, como un ser único,
como a un igual ¡¡sabedlo!!, hombres de este mundo.

Como la escalera de Jacob



Así como la escalera de sueños de Jacob
que bien describiera en aquellos tiempos,
desde el mismo infierno evolutivo,
desde lo más animalizado y primario
la corriente ascendente nos empuja a todos.

Pasando por lo más rastrero y miserable del ser,
quemando etapa tras etapa,
lección tras lección,
bofetada tras bofetada,
¡ porque no!

A duras penas soportando las pesadas cargas kármicas
sin perder el alfa y el omega en la distancia,
soportando mil sinsabores,
y causando a otros penalidades.

Subiendo peldaño tras peldaño
hasta que nuestra conciencia se diluya
y llegue a integrarse en el cosmos unitario....
en el silencio de la ley universal,
no siendo casual si no causal.

Jamás sin mirar abajo de lo ya vivido
sólo la experiencia de lo sufrido,
sólo la ayuda prestada con atino
no el afán protagonista del desatino.

¡ Hacia arriba y más arriba!,
sin perder el horizonte luminoso
que nos devolverá la pureza
con la que fuimos creados,
allá...............
en algún lugar del cosmos.....
en una pequeña galaxia perdida.....
ante la vastedad cósmica de la vida.

¡Arriba y más arriba!

Hasta llegar a tocar el rostro del Hacedor
con nuestra mano.....
de hijo y hermano.

Sonata a la luz de la Luna (acróstico)



S onata nocturna con la Luna de testigo
O nírico ensueño de vivencias compartido
N irvana de amor puro, en melodía sentido.
A sí como loco poseído, como enamorado enloquecido
T inta y pluma en partitura de sonata te plasmo
A lma de notas que de tu inspiración quedo prendado.

A lcanzando el cénit de mi conclusa obra.

L igado estoy contigo, en nudo gordiano
A tenazado por nuestro karma, nuestro destino.

L uz que iluminas en auroras de tus esencias
U nificando melodías, olores y odas
Z igzagueantes destellos acompañando tus risas.

D ime que no habrá sin razones que temer,
E nfermizas contraposiciones en nuestro amor.

L ibres para volar con el viento seremos
A londras viajeras por el mundo iremos.

L ibres bajo los destellos oscuros de eclipses lunares
U nidos en profundos besos con la melodía de mi sonata,
N ada ni nadie nos quitará ese sueño, en nuestra mental isla,
A ntes que el crepúsculo termine, nos fundiremos en la tinta de sus notas
........inmortalizados al clamor de las fusas y semifusas.

¡Oh!, es el maestro



Si los quebrantahuesos
me tirasen con fuerza
contra peñascos afilados
clavándose en mis carnes
como agujas del tiempo.

No serían peores consecuencias
que adorar altares de luces oscuras,
fiestas de aquelarres diurnos
a la sombra del todopoderoso analfabeto,
sabio de masas amorfas de cerebelo.

Andando entre éteres falsos
comedido en su locuacidad y locura,
fijando arenas del tiempo futuro
¡oh!, es el mesías del infortunio.

Libertando actitudes soterradas
dictador de anatemas falsos,
serpiente del sexo fácil y dócil,
¡oh!, es el Rey de la comedia
el arlequín marioneta,
creyéndose traspasar tu conciencia.

El abismo es su procedencia
desde la eternidad de los lemures,
volando y estacionándose
como golondrina sin techo,
de hecho, nada es lo que parece
en el reflejo de su espejo.

Discursos en papiros de piedra
santa santorum de lo irreal,
alacranes por pescados
pan y vino, por un pepino,
idólatra de egos concentrados
complacientes como venados.

Túnicas de fieltro y oro
alfombras de Alejandría,
dolor en mi pecho por sus risas
capataz del sarcasmo y la mentira,
¡oh!, es el fantoche enmascarado
es el sabiondo de los puercos,
arrastrándose por el fango...
en la eternidad de los tiempos.

viernes, 13 de noviembre de 2009

Imágenes animadas

Image and video hosting by TinyPic

Fuegos



Fuego abrasador;
devorando lo oculto
lo visible y tangible,
en brasas ardientes primero,
en cenizas después,
todo lo devora,
nadie le implora.

Fuego que del núcleo se alimenta;
reventando chimeneas,
en lava se convierte
todo lo que brasea,
convirtiéndolo en roca negra
en vida o muerte.

Fuegos fatuos;
que de noche prenden,
cerca de cementerios
despertando pesares
en almas silentes,
bailando con ellas
ante el fuego
del camposanto.

Fuegos ardientes;
que en inclinada pendiente
suben como serpiente,
ardiente la pasión,
ardiente el corazón
más aun la razón,
despertando instintos de cenizas,
calentando fluidos corporales,
desenfreno de lujuria y sensualidad
arde la pasión y la sexsualidad.

Fuegos que arrasan;
como furias desatadas
la oscuridad toman por norma,
las nubes negras
que a Vulcano invocan,
sembrando pánico
entre las gentes,
devorando sus quehaceres,
hombres, hijos y mujeres.

Fuegos mentales;
abrasando sistemas neuronales
languideciendo la conciencia,
trastornando comunicaciones
siendo el cerebro reducido
a lo más primario,
enloqueciendo sentimientos,
trastornando pensamientos,
tomando sus riendas
como un caballo desbocado,
a latigazos domeñado.


Fuegos internos;
destruyen primero
calentando los fríos,
convirtiendo los ríos
en ardiente delirio,
resultando vida naciente
del plasma caliente.

Fuego que devora,
fuego que entristece,
fuego que se extingue o reaviva,

fuego de vida....... o muerte....

Sé, mi Musa



Deja que los Dioses
acuñen monedas con tu efigie,
que los escultores se inspiren
al ver volar una cigüeña,
y los pintores...
en la Venus del Mar.

Deja que en mis ensoñaciones
se canten las más bellas canciones,
que los faunos toquen sus flautas
y las vestales sus liras.

Que se sirva vino con ambrosía
en copas de cristal finamente tallado,
y guirnaldas de flores silvestres
te coronen en este valle encantado.

Que nos bañemos juntos
con el agua de la vida,
comiendo mientras los frutos maduros
del placer y la suprema dicha.

Deja que te ame en la Luna Llena,
a la luz de una estrella
o en la penumbra de una candela,
seguirías siendo tan hermosa
aunque en la sombra estuvieras.

Deja que me sumerja en el brillo de tus ojos
y beba de sus saladas aguas,
pareciéndose a cascadas luminosas
que reconfortan mis penas
y dan luz a mis alegrías.

Déjame amarte toda entera,
en cuerpo, espíritu y alma,
pues no es una quimera...
es mi esperanza,
es mi sueño hecho realidad.

Acompáñame en estas fantasías versadas,
sé mi Musa inspiradora,
como la genio de la lámpara de mi vida,
alumbra mis diáfanos sentimientos
para que pueda plasmarlos en poesía.........
perpetuándose después de mi partida.

Podría hacerte mía



Se que podría robarte mil besos encantados
del jardín de las hespérides,
y ningún hierofante me lo impediría,
a lomos de un unicornio blanco
volaríamos como eolo, por el señorío de la vida.

Se que mil talentos de plata no comprarían
la belleza de tus profundos destellos,
luminarias estrelladas
como soles colgados del Universo.

Ni mil flechas que cupido se atreviera
con mi permiso, darían en el blanco de tu pecho,
en el navegante de tu corazón,
parando el tiempo en un amor perpetuo.

Sólo los más aguerridos
escalando las cumbres de la pasión,
encuentran tus favores en las pócimas,
en las cicutas y ambrosías,
en las mieles y néctares,
que tu amor les hechiza
convirtiéndolos en serviciales pastores
de un rebaño de peleles de ninfas.

Pero no quiero amedrantar más tus dilemas,
ni que tus pasiones exploten como un Vesubio
lanzando dardos como lavas candentes
antes de elegir pretendientes,
antes que amainen tus fuegos internos
y se conviertan en óxidos sulfurosos.

Con mi coraje y mi valor a cuestas,
lucharé contra cualquier bestia
animal, semidiós, o demonio,
a fin de encontrar el antídoto
que te libere de tus adicciones.

El tiempo y el espacio no son nada
la eternidad es mi ensueño,
y yo me considero Emperador......
de mis elucubraciones sin fundamento.

Ella, es real para mi



Que toquen las campanas
los estertores de la muerte
si tu no vienes en volandas
a decirme que me quieres.

Que me picoteen mil jilgueros
sonando mi cuerpo de arpa,
melodías susurrantes
que ni al viento escapan
sus notas distorsionadas
alegrando mil semblantes.

Una parodia de mi vida
se empieza a dibujar en las flores,
en la primavera tardía de pétalos otoñales
donde tu te escondes en el devenir próximo
de las primeras nieves de mi corazón solitario.

Acompañada de espada y capa negra
como el ángel de una muerte cierta,
regocijándose mis destellos de tinta
en la confección de este irreal poema,
todo por un onírico dilema.

Eres tan real para mi, vencedora de la muerte
que mil años te persiguiera, entrando y saliendo
por planos y subplanos,
por novenas puertas infernales,
sin que el tiempo ralentizado
dejara en baldío mi mermado cuerpo,
pero con la suficiente energía para poseerte
o dejar este frío cascarón a su suerte.

Todo por un beso caliente o frío
todo por un onírico deseo de rozar tu piel,
sin que las horas del tiempo hagan mella
en una conciencia desvencijada,
trastocada por tu esencia.....
en los albores de una relación perpetua.

Eres real, en cuanto te describo en irrealidades
pues solo te veo con los ojos del alma,
eres real, puesto que te he creado imperecedera
que ni un nuevo big bang te destruyera.

Perdoname (acróstico)



P erdoname por quererte tanto
E nsimismado en mis internos recuerdos
R evitalizando mis mariposas del desamor
D iseñando un cuadro de otoño perpetuo.
O teando con cuidado en el horizonte, tu amistad
N o quiero pisar sombras que se desvanezcan en la noche
A lterando mi conciencia con lo que podría llegar a ser,
M inando mi alma con tormentas lejanas de voces
E nturbiando mi paz, con letanías de falsos goces.

Eres como mi mar



Eres como la espuma marina
burbuja de caricias, explotando en armonía,
vendaval que mueve las olas en sinfonía,
pasión que se desborda
al oírte cantar....sirena mía.

Eres mi Tsunami, cuando me arremetes
sin que te pueda parar mi cuerpo,
asaltando mis juramentos,
echando al agua mis propósitos
de ser roca firme ante tus encantos.

Eres mi gaviota, cazadora y tentadora,
ofreciéndome como pescadito
para tu boca golosa y para tus labios....
con sabor a frutas rojas.

Eres como un torbellino,
arrasando pensamientos y silbidos,
aunque todos andan listos....
estrellándose contra tus riscos.

Y a la vez, eres como una suave marejada,
juguetona y algo traviesa.....picarona,
atravesando como medusa mi campo vital,
llenándome de tu esencia de algas marinas,
iluminando mis pensamientos con tus ojos....
faros destellantes, dando vida a mis sentimientos.

Así eres, como mi salado mar particular,
bañándome en el crepúsculo de tu luz lunar,
rodeados de delfines cantarines.....
anunciando a la Venus de mi mar.

¿Que sería de mi sin ti?



¿Que sería de mi mundo?.

De mi manto envolvente de tus esencias,
de tus lágrimas diamantinas
explotando en agua marina,
siempre cerca de tus pupilas,
desvelando misterios,
analizando tras velos vedados.

¿Que sería de mis sueños?.

Sin tus apariciones,
colorando mis sentimientos,
de arco iris y auroras boreales,
aplacando vientos y tempestades,

¿que sería de mi si no estuvieras en ellos?.

¿Que sería de mi cordura sin tu amor?.

La locura de un desquiciado,
el deambular de un poseso
en busca de una adicción,
que olvidara que no te tengo,
hasta el aire que respiro
estaría viciado,
y yo hueco, vacío por dentro.

¿Que sería de mi sin tu calor?.

Como los rayos solares
atemperan penalidades,
la alegría invadiendo humedales,
contagiado de tus risas,
removiendo mis cenizas
de anteriores calamidades.

¿Que sería de mi sin ti?.

El caos mental,
la desesperanza,
como una hoja mecida por el viento......
en pleno otoño,
amarillenta......
sin vida.